Nuestra Responsabilidad Social Corporativa aumenta la confianza de nuestros empleados, clientes, accionistas o proveedores, buscando siempre anteponer sus intereses a los nuestros, siendo NAIBC sinónimo de honestidad y buen hacer.